Poggi visitó este viernes las localidades de Buena Esperanza y Justo Daract.

El candidato a Diputado Nacional visitó a los vecinos, comerciantes y emprendedores de cada pueblo. Escuchó de los propios habitantes los problemas que debieron enfrentar durante las cuarentenas.

Muchos debieron cerrar sus comercios y otros reinventarse para poder seguir subsistiendo. Todos coincidieron en la necesidad imperiosa de volver a los tiempos del trabajo genuino, con políticas para esto, con planes y propuestas del Estado. No las hubo en todo este tiempo.

Es importante escucharlos atentamente y explicarles que estamos a tiempo de cambiar esto con el voto este 12 de septiembre. Hay que recuperar el trabajo, la educación y la libertad”, dijo Poggi.

En Buena Esperanza recibió el cariño de los vecinos y dialogó con todos. En el camino visitó a Emilio y a Cintia, una pareja que debió unificar esfuerzos y seguir luchando.  Emilio se bajó del camión y se sumó con una imprenta en la papelería de su esposa. “Hoy dejo de estar a 1600 kilómetros de mi casa y puedo almorzar y cenar con mi familia”, señala.

En tanto Poggi, manifiesta: “Emilio es consiente que no todos pudieron reconvertirse con la pandemia, que cientos de miles de argentinos y de sanluiseños, sufrieron sus consecuencias, quedando al costado del camino”.

Justo Daract vive y cree

En la localidad de Justo Daract Poggi recorrió barrios, calles y comercios. Dialogó con sus vecinos, compartió momentos junto a abuelos, niños jóvenes.

En ese sentido, hablar con Lautaro (22) su hermana Luna (20) fue más que especial. Ambos lo recibieron con una sonrisa y no dudaron un instante en contarle sobre sus planes a futuro.

Los hermanos estudian en Río Cuarto. Lautaro estudia para contador y Luna abogacía. Son oriundos de Justo Daract y no quieren irse del país, ni siquiera de San Luis.

“Para la provincia y el país que deseamos construir, necesitamos que no se nos vayan ninguno de los chicos”, reflexionó Poggi.