Claudio Poggi recorrió este viernes algunos barrios de la ciudad Capital de San Luis y durante la actividad escuchó a los vecinos. La mayoría quiere lo mismo: trabajo, educación y libertad para el futuro. Las historias de lucha son muchas. La gente no aguanta más el maltrato y quiere un San Luis diferente.

“Estar cerca  del vecino nos permite conocer sus sueños y preocupaciones, sus alegrías y tristezas”, dice Poggi luego de dialogar varios minutos con una de las vecinas que viven sobre la Avenida Lafunur de la ciudad de San Luis.

La historia de Celia lo emociona. “Como muchos sanluiseños, con esfuerzo y mucho amor,  ayudó a su hijo, Martin,  a solventar una carrera universitaria.  Hoy Martín,  medico recibido, vive y trabaja en Córdoba.  No pudo regresar a la provincia por falta de oportunidades”, relata Poggi acerca de esa conversación que emocionó a todos.

Más adelante, se cruzó con Gisela, una madre de dos hijos (Álvaro y Constantino), con quienes vive en la casa de su madre.  Gisela no consigue trabajo “que en la educación está la llave para cambiar su realidad.  Le falta solo 3 materias para recibirse de psicóloga, sorteó cada obstáculo que se le presentó en el camino y está muy cerca de llegar a la meta”.

“El estado tiene que estar al lado de ella y de quienes como ella, confían en la educación como motor de cambio. Gracias Gisela por tu ejemplo, por demostrarnos que vale la pena construir un país y una provincia mejor”, señaló Poggi luego de hablar con ella y su familia.

La caminata por la Ciudad siguió su marcha y en cada rincón de la urbe, Poggi cosechó respaldos y buena onda para la elección del 14 de noviembre. La gente sabe que lo que San Luis necesita es un cambio que les permita a todos crecer y no mantenerse presos de una política que los busca tener de rehenes.